Nuestras historias

Actualizado: 24 ago 2021


Tenía la curiosidad de conocer a Jericó, un pueblo situado en la cuenca del río Cauca y en las estribaciones de la cordillera occidental de los Andes, en el suroeste de mi querida y montañosa Antioquia.


Para salir de la depresión que causó el encierro al que nos obligó la pandemia, invité a mi abuela Lía, de 92 años, a mi madre, a mi hijo y a su novia. Emprendimos el viaje a las 6:00 a.m. ¡Cómo se saborea la vida después de las tribulaciones que ha generado el COVID-19! Disfrutamos el paisaje como si fuera la primera vez que pasábamos por La Pintada y que veíamos la perfección majestuosa del Cerro Tusa.


La motivación de mi hijo, practicar un sobrevuelo con el último dron que construyó. La mía, saludar al director del Museo La Maja, a quien conocí como director del Museo de la Universidad de Antioquia. Una persona que confió en mí y me dio mi primer trabajo en el área de mi profesión: monitora de comunicaciones. Cuando pregunté por él, a un conductor de mototaxi, me dijo que los habitantes de Jericó lo amaban; que se jubiló en la Universidad y hoy trabaja ad honórem en su pueblo natal. Llegué a su sitio de trabajo y escuché su voz, me presenté ante el y le dije, soy Diana Álvarez, monitora del museo de la U. de A. hace un rato… Reencontré su mirada sobre el tapabocas y pude leer su expresión de sorpresa. Me regaló una libreta de la tienda y envió una silla para que mi abuela descansara. Es posible que no me recuerde, que tampoco me identifique, además el tapabocas no ayuda a reconocer las personas. Igual para él siempre será grato saludar a quienes compartimos con el tan grato espacio en nuestra Alma Mater.


La expectativa de mi hijo con el viaje también se cumplió, aquí les comparto el sobrevuelo al cerro el Salvador de Jericó y por favor, visiten esta hermosa tierra.



Autor del video: Infinty Factory. https://www.instagram.com/infinityfactory3d/?hl=es

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo